AMIG@S QUE NOS VISITAN

TRADUCTOR DE IDIOMAS

miércoles, 30 de marzo de 2011

LA CONFIRMACIÓN

La confirmación.
En esta fotografía de hace años, podéis ver a esta jovencita en el momento de ser confirmada por el Sr. Obispo en la Iglesia Parroquial "Nuestra Señora de los Apóstoles" de Cilleros.

13 comentarios:

Anónimo dijo...

El obispo D.Manuel Llopis Iborra, la madrina Dña. Paquita ((esposa del médico Dn. Manuel Prieto) y el cura que se ve al fondo Dn. Alfredo Ballesteros, la chica no caigo...

Anónimo dijo...

La madrina es Dña Guadalupe mujer del medico, la chica me parece Felisi mujer del herrero. Un saludo.

Anónimo dijo...

Dª Guadalupe !!!!!! Me dio clase en 3º y 4º...hace cien años!

Anónimo dijo...

Al ultimo anonimo, tan viejo eres.

Anónimo dijo...

pero por dios dña guadalupe yo me acuerdo que nos pegaba con un pedazo de anillo que llevaba en la cabeza, yo tendria 3 o 4 años, menuda maestra.... total no era mala

Anónimo dijo...

hera malisima a mi tanbien me pegaba la tube en 4º curso

Anónimo dijo...

Siento discrepar,pero conmigo fue estupenda..

Anónimo dijo...

Puede ser Felisi,pero era la hija de Félix el herrero,no su mujer.

Anónimo dijo...

poco aprendiste con ella, la que dice que la tuvo en 4º, porque dejame decirte que tienes muchas faltas de ortografía, ((sin acritud))

Anónimo dijo...

La hija de Felix se llama Fisi,yo hablo de Felisi su marido Julian,herrero viven en el parador,tienen tres hijos,Cesar,Olga y la pequeña me parece que se llama Cristina.

cilleranina de las güenas dijo...

Quiero dar las gracias a Dª Guadalupe donde quiera que esté,porque fué una maestra estupenda,en los cuatro años que estuve con ella jamás le vi que pegase a nadie, para mi,la mejor.

Anónimo dijo...

Sin acritud,te has equivocado de Anónimo,por suerte me enseñó muy bien,me ayudó a elegir el camino y,como por suerte tb., pude seguir estudiando,terminé mi carrera y desde hace muchos,muchos años,no cometo una sola falta de ortografía.Doy por hecho que a quien te has referido no tuvo la fortuna de hacer como yo y que no es culpa suya si las comete

Anónimo dijo...

Yo también la tuve como maestra y guardo muy buen recuerdo. Ella no soportaba las faltas de ortografía y a algunos nos contagió. También recuerdo que cuando se te escapaba alguna, te daba un pequeño coscorrón en la cabeza, pero nunca me sentí agraviada por ello. No te decía dónde habias cometido el error, el coscorrón era para que buscaras y corrigieras la falta. Aprendí mucho.